miércoles, 6 de abril de 2016

Abierto en canal: 'Cincuenta sombras de Grey' de E.L. James | BOOK

Nota de la autora: Antes de comenzar a redactar me gustaría explicar qué es y en qué consistirá la sección "Abierto en canal".
Para empezar, será una de las secciones fijas de mi humilde morada cibernáutica. 
La expresión "estar abierto en canal" se utiliza para señalar que algo o alguien está rajado desde el cuello hasta la pelvis, o lo que es decir, partido en dos. Si lo interpretamos desde un sentido figurado quiere decir que abrirse en canal es exponer lo que uno lleva dentro, que los demás puedan ver el contenido interno de ese alguien o algo en sí.
La sección consistirá en hacer eso, en abrir, destripar, criticar - tanto de buena como de mala lengua - ciertas "obras" que están - o estarán - en el mercado literario, cinematográfico, seriéfilo e incluso musical. Mi intención no es ser cruel puesto que yo no poseo la verdad absoluta, mi intención es dar opinión desde mi humilde puesto de consumidora habitual de arte en todas sus formas. No hay pretensiones, no intento convencer a nadie de que se sitúe en mi posición, pero seré franca e intentaré plasmarlo con la mayor claridad posible. Dicho esto, podemos comenzar. 



He escogido Cincuenta Sombras de Grey como primera estrella invitada porque, como muchos ya sabréis, ha dividido al mundo en dos bandos: sus fieles alabadores y sus despiadados detractores. Estos dos grupos bien diferenciados han convertido el producto de E.L. James en carne de cañón, situándolo en el punto de mira del público. 


A Cincuenta sombras de Grey (su título original, en inglés: Fifty Shades of Grey) se le etiqueta en el género de novela erótica cuyo subgénero es el de novela romántico-erótica. Es la primera de una trilogía compuesta por Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas, además de Grey, una novela en la que se cuenta exactamente lo mismo que en la primera, pero desde la perspectiva del protagonista masculino. 
Narrada, en su mayoría, en Seattle - cosa que me lleva a pensar que no hay otro apellido en esa maldita ciudad, puesto que es el mismo lugar donde se desarrolla la acción de Anatomía de Grey - y describe la "peligrosa, tierna y tumultuosa" relación entre sus dos protagonistas: Anastasia Steele, recién graduada en la universidad y, atentos a este dato, virgen postpuber; y el famoso hombre que da título a la trilogía, Christian Grey, un joven e importantísimo magnate de negocios. En Wikipedia - y en cualquier lugar en el que se busque información acerca de esta novela - se dice que destaca por sus escenas explícitamente eróticas junto con elementos de las prácticas sexuales que involucran bondage, disciplina, dominación, sumisión, sadomasoquismo y masoquismo, lo que puede resumirse en las siglas BSDM. 




Tomando esos datos como base, comenzaré a relataros mi experiencia y opiniónDesde el primer instante en el que Internet, las librerías y el mundo en general alcanzaron el boom con el anuncio de la publicación de Cincuenta Sombras de Grey, allá por el 2011, sentí curiosidad a la par que unos cuantos sentimientos encontrados con respecto al libro. Se me quedó cara de poema al escuchar los primeros comentarios sobre éste y no precisamente porque me asustase su contenido o me sintiese avergonzada por leer un libro erótico que se jactaba de ser explícito, qué va. Me asombró la idea porque la primera oleada de ovaciones vino de personas muy cercanas a mi entorno, a las cuáles jamás había visto coger un libro si no era para utilizarlo para calzar la mesa o decorar sus salas de estar/comedores/despachos. Me comentaron que era un libro atrevido y descarado que a su vez narraba una idílica historia de amor que conseguía arrancarte lagrimas y sacudirte el corazón haciéndote desear algo similar para tu vida. A mí entender, nada más lejos de la realidad.

Soy una lectora activa, empedernida, adoro devorar libros y adoro que gente cercana los devore también para así, después, comentar nuestras impresiones, por lo que viendo el auge que había conseguido la novela de E.L. James, ¿por qué no iba a darle una oportunidad a una que se había convertido, a dos días de su publicación, en best seller? Había leído antes género erótico por lo que decidí hacer caso omiso a las constantes publicaciones en blogs, foros y revistas on-line y formar mi propia opinión de la opera prima de la señora James. 

Lectores, jamás había tenido tal sensación de vacío, de perdida de tiempo y de asco en mi vida como lectora. 

Tras terminar y para consolarme pensando que no era la única que se le quedó cara de pasa tras terminar el primer libro, corrí a buscar en Google algo que me hiciese recuperar la esperanza en la humanidad. Había algunas críticas negativas que, seguramente, se explicarán mejor que yo al ordenar y puntualizar las razones por las que 50SdG es un auténtico bodrio machista, sexista, insulso y desagradable, pero había otras, en su mayoría, que lo alababan y lo tachaban de majestuoso, además de un magnífico ejemplo de introducción al mundo del BSDM - que tiempo más tarde haría un fuerte hincapié en adolescentes de dudosa ética y profunda ingenuidad, por no hablar de las mujeres que superaban la cuarentena y obligaban a sus maridos a convertirse en romanos salvajes que las domasen cuál león en celo -. Tras deducir que todo su éxito tenía la base en una hábil estrategia de marketing donde autora y obra quedaban relegadas a producto comercial porque "todos nos podemos sentir identificados con sus protagonistas", decidí que aquello no iba a quedar así, que necesitaba manifestarme de alguna forma ante semejante ataque al buen gusto y a aquellos que dedican su vida, su esfuerzo, su dinero y sus ganas en desarrollar una buena historia y que no tienen la más mínima oportunidad de optar a publicar con una editorial de prestigio. 

Dejando de lado la incoherencia y lo fantástico - aquí debo hacer un apunte: para nada me refiero al género fantástico o ciencia ficción de la Literatura - del argumento: chica patosa y nerd conoce a chico guapo que lleva su propia empresa desde a saber cuánto tiempo y se enamoran con unos cuantos latigazos y mucho pum, pum, dale, dale de por medio, además de sus fuentes* y sinopsis, que hablan por sí solas, me gustaría hacer especial énfasis en la doble cara de la novela. Sexismo, machismo, manipulación, acoso y maltrato son temas que han prendido y han hecho estallar por los aires los pilares insostenibles de Cincuenta Sombras de Grey
Este, dodecaedros, no es un romance idílico y ni siquiera ha conseguido ponerme a tono con sus "explicitas escenas" porque, hasta donde yo entiendo, no concibo el BSDM como una apología al acoso, al maltrato o al machismo entre otros, lo concibo como una elección de ciertas personas basándose en sus gustos y siempre desde el respeto mutuo. A algunos les gusta que les besen el cuello, a otras que les acaricien los senos durante el acto sexual y otros, más o menos atrevidos, que les sometan solamente durante el acto sexual. Las personas no nos regimos por nuestros gustos entre las sábanas, nadie puede considerarse superior a mí porque, por ejemplo, pueda gustarme que me aten  al cabecero. Y, desde luego, y entrando en un tema polémico, el amor dista mucho de todo eso que E.L. James pretende hacer lema de la sociedad actual. El amor y el sexo van unidos en muchos casos, sí, pero en ciertas ocasiones no lo hace y esto es algo a tener muy en cuenta. Cuando tú amas a alguien importa bien poco las practicas sexuales que mantengáis mientras sean consentidas y nazcan desde el respeto y, perdonadme si peco de conservadora, pero no sé cómo pretendéis que me crea que una tía, casta y pura hasta la sepultura, creyente del amor romántico hasta que los poemas de grandes como Bécquer, Neruda, Hernández (...) prendan en la hoguera - nadie lo quiera nunca - entregue su virginidad a un tío que acaba de conocer y que, para colmo, gusta de amoratar culos si no se hace lo que él quiere, justificándose con un pasado tétrico y lleno de violaciones de la intimidad para provocar tristeza en el lector para que así nos apiademos y entendamos que la situación no es tan mala como parece; desde mi punto de vista, no me justifica nada

Desde siempre literatura, cine, series (...) ha intentado vendernos, sobre todo al público fémenino, la imagen del chico rebelde, malo, violento y guapo como algo bueno, pero todo eso no es más que ficción perturbable, porque en los libros, en las películas y en las series, al final siempre cambian. Pero esto es la vida real y me harta que nos vendan un prototipo definido de persona, dando a entender que es lo que todas queremos - porque sé con seguridad que hay quién busca una relación así - y no es así. Yo, por lo menos, no quiero a alguien que controle todos y cada uno de los movimientos que hago, no quiero a alguien que presuponga que voy a aceptar todo lo que haga, no quiero a alguien que me falte el respeto ni que me haga sentir inferior ni obligada a hacer algo que no me gusta tan sólo por complacerle y mucho menos para que siga a mi lado. Cincuenta Sombras de Grey no enseña a valorarse a uno mismo, todo lo contrario, insta a cambiar tu forma de ser, a rebelarte contra tu propio yo porque necesitas más el amor del prójimo al carecer del propio y eso, señoras y señores, no es lo que yo quiero leer, escuchar o ver. No es el lema que esta sociedad, perturbada y enferma de por sí, necesita.

50SdG no es más que una oda al maltrato, una manera desesperada de escapar de lo básico - refiriéndome a la autora, quién debe tener los conceptos del amor, la familia y el sexo algo dislocados - y una llamada de atención para aquellas y aquellos que viven con la mente plagada de memeces que nacen de la ignoracia, especialmente con respecto al tema de las relaciones en pareja y sexuales. 
Seré redundante: el amor no tiene nada que ver con dejar de ser libre. 
En segunda instancia diré que tampoco me parece un libro que haga justicia al colectivo BSDM, puesto que las escenas de cama son penosas, de calidad narrativa paupérrima y de documentación nula; lo único que encontré fiel fue el contrato que, además, cualquiera puede encontrarlo a golpe de tabulador en la Wikipedia.

En resumen, no tropecé con la misma piedra, dejé la historia dando por conluido el primer libro. Si estáis buscando algo novedoso y diferente, con enseñanza y trasfondo y os recomiendan esta novela tan sólo puedo pediros un favor: huid. Para los que busqués emoción en vuestra vida, hacedle un favor al mundo literario, invertid esos 17'00€ en unos cuantos libros de Agatha Christie, que están de promoción por su aniversario.
*Con respecto al tema de las fuentes: E.L. James afirmó en una entrevista que su trilogía estaba basada en Crespúsculo y que todo empezó como un fanfic que se dedicaba a escribir en una plataforma similar a Wattpad. 

 


2 comentarios:

  1. Anira! Yo me leí los tres riéndome. No por nada, sino porque era tan... imposible. Me vas a decir que un tío al que han maltratado desde pequeño, que ahora se dedica a azotar a morenas va a cambiar porque una tía decida pasar de su culo? No, plis.

    No sé cómo aguanté dos libros más. El libro era una sucesión de cosas que solo había leído en las charlas sobre el maltrato en el instituto. Dejar que te peguen ya me parece sufientemente rastrero como para encima añadirle tener que firmar un contrato teniendo como premio... UN MALTRATADOR. Ole.

    Principalmente, debo dar una explicación de por qué terminé la saga. Fue principalmente porque mi tía me los pasaba, embelesada con la historia, como si le pareciera algo lógico y heroico (ver cómo Grey cambiaba y se volvía "tierno"). Yo siempre he dicho que se le puede sacar algo a todo libro que leas, y así hice. Lo terminé porque soy fiel a mi palabra y cuando empiezo algo, lo acabo.

    El libro solo me dejó un sabor de boca amargo. El final (no lo has leído, así que tampoco voy a spoilearte) me pareció tan bonito como surrealista. En fin, una historia que empezó siendo la mayor locura machista, sexista y para qué decir más (véase cuando le decía como vestirse, le pegaba y encima le daba órdenes. Tócate los cojones...), acabó siendo algo... Bonito.

    Yo llegué a la conclusión de que esta historia estaba al revés, porque las historias de amor suelen empezar bien. No me fastidies... algo que empieza así no puede ir a mejor y NADIE va a cambiar de un día para otro.

    Así que nota mental, cuando un libro no te guste, sigue el trayecto de Anira y deja de leer! Jajaja

    Un besazo. Me ha encantado tu reflexión.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marina!

    Resumo el libro: MIERDA COLOSAL. A parte de machista, misógino y dejara a la mujer como un agujero para el beneplácito masculino, claro. Por no decir que la autora E.L dbe ser el acrónimo de 'Extrminando a la Literatura', porqué la señora qué a gusto se ha quedao a partir de un fanfiction de Twilight. Por no hablar de las mujeres que han muerto intentando imitar alguna de las prácticas de esta cosa.

    Las que investigamos las Teorías de Género (anti patriarcado) fue un gran truño que esta sujeta nos desmontase con su mierda de libros años y años de lucha feminista por la igualdad (señora, si usted puede escribir sin que la tachen de bruja es gracias a una feminista, y parece que no lo tiene demasiado claro). El problema viene también con las editoriales, que últimamente publican cada despropósito que dan ganas de llorar. Y por supuesto, también por los lectores, que parecen aceptar en medio de una sociedad hetero-patriarcal normal una relación tóxica de control y sumisión en el rol de hombre- mujer.

    Pero sobretodo, hay que tener en cuenta que este libro se basa en el márqueting puro y duro y la fluidez de mollera con las que muchas personas hacen lo que les dicen que deben hacer, qué deben leer o como comportarse.

    De un tiempo a esta parte justificar que el tío se dedica a aporrear mujeres porqué 'uy, pobrecico está traumado' es de un MACHISTA que no veas. Después nos quejamos que aumente la violencia machista, que se asesinen mujeres, y que haya aumentado toda esta mi***.

    Me quito el gorro con tu escrito, sinceramente. Se necesitan más bloggers como tú. Y sí, invertirlo en la gran Christie sería un buen monumento a las neuronas.

    Un besote enooorme!!!! ♥

    ResponderEliminar

🚀 ¡Yiy, terrícola! Has aterrizado en una constelación dodecaédrica. En esta base interestelar nos nutrimos de palabras, así que no dudes en dejarnos tu opinión sobre nuestros servicios en esta especie de hoja de reclamaciones.

Nos haría muy feliz saber tu opinión con respecto a nuestras instalaciones y parajes de aventura. ¡Un abrazo galáctico!