miércoles, 15 de junio de 2016

'V for Vendetta'

Siempre he sentido una gran admiración por Alan Moore, uno de los pocos escritores especializados en el arte secuencial - mejor conocido como comic - y que han logrado conseguir una importante reputación, trascendiendo el medio y produciendo una nueva forma de ver la literatura. 'V for Vendetta' (2006) o 'V de Venganza' aquí, en España - aunque prefiero el nombre original -, es una de sus más elogiadas novelas gráficas. Otras creaciones del mismo autor han sido llevadas a la gran pantalla, 'From Hell' (2001) y 'The League of Extraordinary Gentlemen' (2003), esta última todavía en mi lista de pendientes. La gran cantidad de críticas que recibieron sus guionistas al haber destruído gran parte de la narrativa, llevaron a Moore a no querer ser participe en los créditos de el film que vamos a comentar aquí hoy.

La dirección de la obra homónima del escritor corre a cargo de los hermanos Wachoswski ('Matrix'), James McTeigue y el productor Joel Silver.

Reconozco no haberme leído ni la mitad de la novela gráfica, puesto que me la habían prestado y por x motivos tuve que devolverla antes de finalizarla. Un tiempo más tarde la compré, porque tenía la intención de acabarla en algún momento de mi vida, pero sin embargo había algo que me paraba a la hora de retomarla, no sé si es a causa de un bloqueo literario o simplemente que toda la situación ocurrida me dejó con mal sabor de boca y un recuerdo triste que relacionaba incoscientemente con el comic - que tontería, pensaréis algunos -. 

Por otra parte, tampoco sentía especial ilusión por ver la adaptación cinematográfica y he aquí mi motivo: en la sociedad en la que vivimos está bien visto escoger un producto y explotarlo hasta la saciedad sin tener ni idea de los valores que intenta transmitirnos. 'V for Vendetta' se convirtió en eso, en un objeto de apariencia, en una película alabada que te obligaba a ser participe de esa masa ignorante; de aquella manera empecé a aborrecerla sin ser yo consciente. Sé que no os estoy hablando de razones lógicas, pero digamos que fue una cuestión de principios. Yo no soy de esas que ha visto 'Psicosis' por hacerse la interesante o ser cool. Tampoco ando obsesionada con la técnica de Kubrick por la moda y, mucho menos, voy de enterada de cine cuando no es así y reconozco abiertamente que me queda un largo camino de aprendizaje con respecto a muchas cosas. Pero ante todo pronóstico, alguien me hizo cambiar de parecer - Morado, gracias por instarme a verla - y terminé por amarla como jamás pensé que iba a suceder.





'V for Vendetta' es la combinacion de la acción clásica con una trama profunda y cargada de simbolismo. La clave de la película, sin duda, es su protagonista, escondido tanto bajo un sobrenombre (V) como de un disfraz, por lo que el rostro de éste no puede apreciarse en ningun momento del film. 

V es uno de los personajes más complejos que me he encontrado en mi vida cinéfila, cargado de motivaciones e ideas, tachado de loco, ingenuo y terrorista por algunos y alabado como héroe por otros tantos. Es un ser misterioso, no solo por su caracterización a lo largo de la película, sino porque el mismo espectador puede darle múltiples interpretaciones al personaje, pero que, con todo eso, será capaz de inspirarnos, de hacernos sentir, de provocarnos ganas de movernos, de actuar e incluso nos hará reír. Esto último se debe a la maravillosa interpretación de Hugo Weaving (V), quién a pesar de la máscara es capaz de transmitirnos todo lo citado anteriormente y mucho más, haciendo que los primeros planos no parezcan absurdos sino que cobren el mismo significado. Sin embargo, el protagonista no estará solo, cuenta con la compañia de Evey (Natalie Portman), que desarrollará una íntima y profunda relación con el hombre enmascarado y que, como ya he comentado antes, hace que esos valores tan políticos como generales cobren otro valor en los ámbitos que al amor se refiere. No me entendáis mal, no hablo de un amor romántico sino de un amor puro, en su esencia más completa. 

Aparece otro buen número de personajes cuyas situaciones y evolución guían fluidamente el film, entremezclando las historias y permitiéndonos conocer pasado, presente y futuro de V y del Londres de aquel tiempo. Un Londres en el que un caciquil régimen político se ha hecho con el poder a base de recortar libertades e imponer un estricto control sobre los ciudadanos - ¡Vaya! ¿No os recuerda a algo? -. 

Visual y argumentalmente la película no decae en ningún momento, no peca de ñoña a pesar de despertarte sentimientos. No utiliza abusivas escenas de acción, cosa que da trascendecia a la trama. Una utilización extraordinaria de la banda sonora junto a piezas clásicas, conforman una docilidad diestra a las imágenes, haciéndola elevarse. Todo esto se suma al simbolismo (la liberación representada por la lluvia) y al rico lenguaje poético (como se ve en la presentación del protagonista o en su reclamación en la TV), fundamentalmente de la mano de V, creador de uno y otro a partes iguales.

En conclusión, no me queda otra que redimirme y recomendarla con absoluta pasión, pues además de ser una excelente muestra de arte, ofrece abundante material que favorece a la mente (hace pensar) y al espiritu (hace sentir). Cada cual será el responsable de valorar que ideas casan más consigo mismo, pero no cometáis el mismo error que yo, os guste o no al llegar al desenlace, vedla, no os arrepentiréis.


1 comentario:

  1. Hola Elena! No podría estar más de acuerdo contigo en todo lo que has dicho respecto a la película. Yo pienso que es una película de culto que toda persona debería ver al menos una vez en su vida, porque transmite tanto como te aporta al verla.
    "Recuerden, recuerden, el cinco de noviembre. Conspiración, pólvora y traición. No veo la demora y siempre es la hora, de evocarla sin dilación" Es mi frase favorita *-*
    Besitos preciosa!

    ResponderEliminar

🚀 ¡Yiy, terrícola! Has aterrizado en una constelación dodecaédrica. En esta base interestelar nos nutrimos de palabras, así que no dudes en dejarnos tu opinión sobre nuestros servicios en esta especie de hoja de reclamaciones.

Nos haría muy feliz saber tu opinión con respecto a nuestras instalaciones y parajes de aventura. ¡Un abrazo galáctico!