domingo, 3 de julio de 2016

'El Exorcista', de William P. Blatty

¡Buenos días, dodecaedros! Una vez puesta al día con las lecturas veraniegas me da a mí que el blog va a empezar a plagarse de reseñas dentro de muy poco. Como he dicho muchas veces, poco soy de leer novedades ya que suelo enterarme (demasiado) tarde de los lanzamientos del mes, me gusta ir a mi ritmo. Podéis ver que no os traigo un libro muy común en la blogsfera (no sé si realmente se escribe así, pero me habéis entendido), aunque también debo decir que no busqué ni una sola reseña para orientarme en la lectura ni pienso buscarla por lo que pueda encontrarme, así que seguramente esté equivocada. Con 'El Exorcista' tengo muchísimos sentimientos revueltos... Si queréis saber la razón os animo a seguir leyendo. 



Título: El Exorcista 
Título original: The Exorcist
Autor/a: William Peter Blatty
Saga: No
Editorial: Colección Ediciones B Volumen I y II (esta es la que me leí yo) | Debols!llo (esta corresponde a la portada que veis a la izquierda, ya que la que yo me leí no está disponible en Internet)
Año de publicación: 1971 (Original) | 1996 (Ediciones B) 
Nº de páginas: 340
Edición: Tapa dura con sobrecubierta asolapada (Ediciones B) | Tapa blanda (Debols!llo)
ISBN: 84-96200-83-3 (Obla completa; Ediciones B)
Sinopsis: 
¿Es posible que Regan esté poseída por el demonio? Chris MacNeil, su madre, una actriz que acaba de trasladarse a Washington, sabe que siempre ha sido una niña normal, hasta que su personalidad ha empezado a padecer unos cambios terribles. Como los médicos que la han examinado no han conseguido curarla, busca la ayuda de un viejo sacerdote, el padre Karras. Un clásico del terror, basado en un hecho real. 



Es curioso como el poder de sugestión puede llevarnos hasta límites que jamás creeríamos. Yo, por ejemplo, soy incapaz de buscar ningún tipo de información que concierne a este libro a causa de un trauma ilógico acaecido en el pasado gracias a la adaptación de esta novela. Os contaré un poco... Cuando no tenía más de cinco años y apenas levantaba dos palmos del suelo, me encontraba placidamente dormida en la cama de mis padres mientras mi padre veía en la televisión una película que había sido un éxito de taquilla en su tiempo: 'El Exorcista'. A esa edad yo no tenía ni idea de lo que suponía el miedo ni tampoco de lo que era un fenómeno cinematográfico, tan sólo me chupaba el dedo y jugaba a las Barbies como cualquier otra niña de cinco años. El trauma vino al escuchar unos ruídos extraños y abrir los ojos, muy, muy despacio, para encontrarme cara a cara con un ser deformado y terrorífico que muchos ya conoceréis. No sé exactamente si fue la brusquedad con la que estaba representada la protagonista-demonio o un caso más de miedo infante, tan sólo sé que ese rostro me lleva persiguiendo durante dieciseis años. Por esta razón es de extrañar que esté aquí, hablandoos del libro que recoge la historia que me ha atemorizado durante gran parte de mi vida. Pero, porque siempre hay un pero, dicen que la curiosidad mató al gato y yo, con este libro, he descubierto que hay más escondido tras la cara del monstruo. Sin más dilación, aquí van mis impresiones:

La narración y los diálogos ayudan a conformar una historia verosímil, majestuosa y terrorífica. Escrita en tercera persona, nos muestra como vive Chris, una actriz prestigiosa y joven, la transformación de su única hija en un monstruo, la historia del padre Karras y varias subtramas que se desarrollan en torno a un mismo eje: Regan, la niña. Blatty, el autor, es capaz de mostrarnos a través de la mirada de todos sus personajes el sufrimiento que vive la pequeña de la casa y como son capaces de afrontar este acontecimiento.

La historia comienza con un breve prólogo en el que se introducirá al padre Karras y, a continuación, una escena en la que Chris está dando los últimos repasos al guión de su última película, desarrollada en un complejo que es propiedad de los jesuitas (aquí es donde estos dos personajes tendran su primer encuentro no verbal). En la misma noche que sucede esta última acción, la mujer se encuentra confusa ante unos golpes que provienen de la habitación de su hija Regan, por lo que va a comprobar que está sucediendo, más cuando intenta averiguar si es la niña pretendiendo llamar su atención, la encuentra dormida, por lo que deduce que tiene ratas en el ático. Poco a poco, conforme nos va introduciendo en la trama y se nos presentan personajes como Karl, Willie y Sharon, sirvientes de Chris o Burke Dennings, director y amigo íntimo de ésta, Chris descubre que Regan ha estado jugando a la ouija y dice contactar con el espíritu del Capitán Howdy; la madre achaca, de nuevo, este comportamiento infantil y exagerado al reciente divorcio en el que su hija es la única que ha salido mal parada... Como madre, preocupada y sobreprotectora, decide llevar a Regan a diferentes médicos, pero ninguno consigue encontrar una solución más allá de la histeria provocada por la culpa que siente la pequeña. Convencida de que hay algo más detrás de toda esta situación, Chris contacta con el padre Karras, experto en misa negra, satanismo y posesiones, para que le practique un exorcismo.

Sin duda, a pesar de que la historia gire entorno a la familia MacNeil, el personaje con más carga moral y protagonítisca es Karras, quien en sus breves apariciones nos muestra lo que hay más allá de toda esta historia de demonios, pues sin su presencia, tan sólo sería eso, una historia terrorífica con la que pasar miedo un rato. Karras es un sacerdote humanizado y escéptico que no cree que Regan haya sido poseída por el demonio sino más bien por la voluntad de ser poseída, ¿me explico? Más tarde reflexiona acerca de su fe y deduce que creer en Dios no es un hecho que dependa de un menester sino de la propia voluntad humana, por lo que si la deidad existe, el demonio también. El sacerdote es un personaje complejo, difícil de tratar en el análisis de la obra; un ser misterioso cargado de miedo y culpa, con la necesidad sobrehumana de ayudar al prójimo como no supo hacerlo con su madre, cosa que se muestra desde el inicio de 'El Exorcista'

Por otra parte, los demás personajes ayudan a sustentar el peso dramático de la trama, no dejan de ser tópicos que realzan la importancia del ya mecionado sacerdote y de la niña-monstruo. Una madre moderna e independiente, dedicada al completo a su trabajo y su hija, unos sirvientes toscos que esconden un secreto, una amiga de la familia que servirá de apoyo para Chris, el misterioso asesinato del director de cine y un detective que utiliza la conversación explotada para esclarecer respuestas que no le vuelvan loco. Todo este elenco supone la conformación de una novela extraordinaria, llena de significado y que nos habla de nuestros miedos personales a través de algo tan horrible como una posesión demoníaca. 

Desde luego, volvería a leer 'El Exorcista' una y cien veces más, llegando siempre a las mismas conclusiones y reflexiones, así como redescubriendo el verdadero sentido de una religión en la que no creo (y en la que dudo que jamás crea), ayudándome a entender y a respetar las voluntades u opiniones ajenas. Una novela que, sin duda, trasciende más allá del terror que me causó su adaptación, haciéndome ver la posesión de Regan como algo más humano y menos diabólico. En conclusión, una recomendación de libro único, dramático, ético e, incluso en algúna ocasión, sagazmente divertido.

Por último, y antes de cerrar completamente la entrada, me gustaría citar una frase de la novela que me marcó tras leerla. Normalmente no suelo hacerlo porque me encanta que descubráis las increíbles historias que se esconden tras los libros por vosotros mismos, pero como ya he dicho, esta me cautivó de una forma peculiar:

"Si a uno se le ocurre pensar en Dios, tiene que imaginarse que existe uno; y si existe, debe necesitar dormir millones de años cada vez para no irritarse. ¿Se da cuenta de lo que quiero decir? Dios nunca habla. Pero el diablo no hace más que hacerse propaganda, padre."
— Chris McNeil ('El Exorcista')


En fin, dodecaedros, esto ha sido todo... Espero haberme explicado bien, puesto que no quería revelar nada más allá de lo estrictamente necesario, ya que me gustaría que le dieséis una oportunidad, os prometo que merece la pena. ¡Gracias por estar ahí un día más! ¡Nos leemos!






12 comentarios:

  1. Hola guapísima! Soy la primera! O al menos eso parece. Quizás cuando termine de comentar ya te han comentado como 50 personas (fíjate en mi lentitud).
    El caso es que yo no había visto la portada del libro, ya que yo vi otra un tanto más macabra. ¿No crees que le da un aire a la de El Príncipe de la Niebla? Supongo que me lo parece por los colores!
    En cuanto a lo que has contado del libro... Vaya, yo vi la peli, pero vamos, con tu edad casi o un poquito más mayor y bueno, no pasé de la escena en la que baja por la escalera haciendo ese pinopuente que a mí nunca me ha salido.
    El libro la verdad es que me llama la atención, porque yo recuerdo haber leído una adaptación pero creo que era muy distinta, porque además tenía menos de la mitad de páginas que dices!
    Así que me tocará leerlo porque pinta genial no, lo siguiente! Yo soy muy masoca y la verdad es que me encanta pasarlo mal en este sentido. Entonces... Pronto me tendrás dándote la vara y diciendo: OH!! EL LIBRO FDJFHDJS, EL LIBRO DHSDFDJ... jajaja
    En cuanto a tu traumita, el cual ya me comentaste... Espero que vaya mucho mejor jajaja Es que con esa cara... No me extraña que te pusieras mal y tuvieras ese miedo.
    Un besazo enorme y nada corazón, nos leemos!

    PD: Me encanta como escribes, de verdad. Te expresas genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y otra cosa que se me ha olvidado!! ME ENCANTA LA FRASE jajaja

      Eliminar
    2. No sé que sería de mis delirios literarios sin tus comentarios, y olé por mí, que me ha salido una rima sin ser yo poeta ni nada. De verdad, te diré mil y una veces que me animas el día. Ahora, entrando en materia, te diré que hay varios librillos de El Exorcista, muchas novelas basadas en la novela original y un largo etcétera de secuelas. Como digo arriba, yo me leí dos tomos (de 100 y pico páginas cada uno)de una edición antiquísima cuyas portadas no encontré ni rezando en Internet y, de hecho, encontré dos de ediciones diferentes (la de la foto y la de un sacerdote que sostenía un libro del que salía "humo") y elegí esta precisamente porque me recordó a El Príncipe de la Niebla... Los colores oscuros y verdosos, la niebla, la penumbra. Me gustan muchísimo las portadas así :3 (¿Por qué será que ya no me sorprende que coincidamos tantísimo?)

      Como no, ya has visto que yo también soy más masoca de lo que me gustaría, pero normalmente cuanto más me pico a mí misma, más contenta acabo después, como me ha pasado con el libro. Quizá sea incapaz de ver la película en toda mi vida, pero la novela la pienso recomendar a diestro y siniestro y hablar de ella a todo el que me pregunte. Y si no me preguntan, también la recomendaré JAJAJAJAJA Leelo, de verdad, vale la pena tan sólo por las reflexiones éticas y profundas que te vas haciendo a ti misma o conforme te pones en situación.

      Gracias por leerme un día más, por estar. No podría agradecertelo ni en un millón de años.

      PD: El libro tiene una cantidad de citas BUENÍSIMAS :3

      Eliminar
  2. ¡Buenas cielo! Vengo a dejarte el comentario prometido por twitter (?)
    Yo también soy de esas personas que esta película les generó un pequeño trauma por verla de pequeño, esta y la del maldito muñeco diabólico; pero llevo cierto tiempo queriendo leer el libro con intención de "superarlo" y poder quitar esa espinilla de encima, además que, como tú comentas, el libro es más complejo que un "DEMONIOOOOH" y tengo curiosidad por saber qué se escode entre sus palabras.

    ¡Un cyberabrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, bonito! Muchísimas gracias por pasarte, de verdad, para mí es un placer tenerte por aquí :)

      Me consuela, en cierto sentido, ver que no soy la única que tiene un trauma con la dichosa niña. Chucky también me impactó, pero con el tiempo he aprendido a verle su punto cómico al asunto, aunque me sigue dando reparo mirarle más de cinco segundos fijamente. Leer 'El Exorcista' es una buena forma de hacerle frente a ese miedo irracional, ver que hay una historia firme y sólida detrás de un maquillaje grotestco, pero aún así no creo que sea capaz de ver muy pronto la película, prefiero hacerlo despacito y con buena letra; en lo que sí me reitero es en que te cura de espanto y quizá cuando me anime logre fijarme mucho más en su sentido y sus reflexiones que en la cara. Espero que, cuando lo leas, disfrutes tanto como yo, de verdad que vale la pena.

      ¡Un abrazo enorme!

      Eliminar
  3. ¡Hola!

    ¡Antes de nada, he de decirte que a mí me pasó exactamente lo mismo! Esta película me persiguió durante años. La veía de pequeño por todas partes y siempre me daba pánico el tema de espíritus y posesiones.

    La reseña me ha gustado mucho y estoy deseando poder leer este libro. No suelo ver películas de terror, pero en cambio, son temas que me llaman muchísimo la atención leer, y más si están basados en hechos reales.

    Muchas gracias por la reseña y traerme un nuevo libro para el verano... Jajajaja

    ¡Un besazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Santi! En primer lugar, muchísimas gracias por pasarte y comentar, me encanta teneros por aquí. Por lo que estoy viendo en los comentarios, no soy la única que tiene un miedo irracional a la película... Me consuela en cierto sentido, pero me sabe mal debido a mi experiencia, ya que me suponía un tormento. Desde luego, no es un tema muy alegre, pero a mí siempre me ha llamado la atención, me parece un asunto interesante sobre el que leer y reflexionar, como dices tú. Sé que no todo el mundo es igual y quizá tras leerlo se lleven un chasco, pero a mí me parece muy importante aprender de lo leído y, sin duda, este libro me ha hecho reflexionar sobre ciertas cosas, no sin perder mi opinión y mis argumentos para pensar como pienso, pero sí para entender a otras personas que creen en un ser superior y, sobre todo, en la voluntad. Por lo que he leído en tu blog, supongo que te gustará y espero poder comentarlo más a fondo contigo en otra ocasión.

      Muchas gracias a ti por pasarte y por dejarme tan bonitas palabras. ¡Espero que disfrutes de la lectura! Un abrazo enorme :)

      Eliminar
  4. ¿Tú jugando con Barbies? No me lo creo, se te metió el demonio dentro ¿verdad?
    Ya sabes lo que pienso de como escribes, me encanta. Y mil gracias por darnos un poco de tu sabiduría, me han entrado más ganas de leerlo jajaja
    Te quiero( corazon, gusanito, cerdo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente con cinco años ya estaba haciendo mis primeros pinitos en el mundo de la Literatura, terminándome a una velocidad casi inhumana "La Piedra Filosofal" y "La Cámara Secreta" y escribiendo mis primeros ensayos sobre los chupetes de látex, pero tenía que disimular de alguna forma que, de entrada, no era normal.

      No, ahora en serio, JAJAJAJAJAJA, me gustaba jugar con las Barbie, cortarles el pelo, teñirlas con rotuladores y hacerles maquillajes grotescos, supongo que en ese sentido sí que me poseyó el demonio.
      Ya sabes que siempre te agradezco tu apoyo, porque me hace más bien que el de nadie y que sin ti quizá no estaría aquí, con un blog dispuesto a arrancar hasta la luna, ni escribiendo ni queriendo luchar por labrarme un camino en este mundo. Gracias a ti, por todo. Espero que te lo leas pronto y así poder comentarlo juntas como dos buenas fangirls.
      Te quiero, y mucho *corazón, gusanito, cerdo*

      Eliminar
  5. ¡Hola, guapa!
    Creo que no eres la única que tiene un trauma desde que vio la adaptación cinematográfica. Recuerdo que era pequeña, aunque mayor que tú cuando la viste, y recuerdo que estaba muy pero que muy asustada. Nunca me he animado a leer la novela porque creía que no me asustaría tanto como la peli pero viendo como lo reseñas has conseguido avivar las ganas por hacerlo.

    ¡Muchísimas gracias por la reseña!
    Me ha encantado.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, bonita!

      Jajajaja, la verdad es que sabía que no era la única, pero no pensaba que fuera tanta gente la que estuviese conmigo en esto y ¡me alegro! Creía que estaba obsesionada, pero veo que no. Ojo, no es que me alegre de que paséis miedo, pero por lo menos así sé que ninguno me la va a recomendar :)

      Y de verdad, si fuera tú le daría una oportunidad al libro, reflexiona acerca de la religión, la voluntad e incluso del ser humano de una manera que te acerca al escritor y te da aún más ganas de leer... Y que lo diga yo, que soy muy tiquismiquis con las lecturas, tiene tela, jajajaja.
      Me alegro de que te haya gustado y muchísimas gracias por pasarte por aquí, de verdad ^^ ¡Un abrazo enorme!

      Eliminar
  6. ¡Hola Anira! Tienes un repertorio bastante amplio de ofrecer, así que me alegré al encontrar un libro conocido. A decir verdad lo tengo iniciado, así que como también soy una miedica de lo peor XD aun no supero los traumas de mi infancia, donde me aterrorizan los ruidos y escucho sombras por doquier.
    Me parece una historia bastante interesante y al parecer te hace sentir un poco de conflicto interno, así que espero continuar con la lectura pronto.
    Nos leemos chica.
    Un beso

    ResponderEliminar

🚀 ¡Yiy, terrícola! Has aterrizado en una constelación dodecaédrica. En esta base interestelar nos nutrimos de palabras, así que no dudes en dejarnos tu opinión sobre nuestros servicios en esta especie de hoja de reclamaciones.

Nos haría muy feliz saber tu opinión con respecto a nuestras instalaciones y parajes de aventura. ¡Un abrazo galáctico!