sábado, 3 de septiembre de 2016

'Frankenstein' de Mary Shelley

Llevo toda la semana escribiendo para terminar descartando todo y guardarlo en borradores, pero lo cierto es que he estado con gripe y poca inspiración ha llamado a mi puerta. Mi crisis lectora, además, se está acrecentando y cuanto más lecturas se me acumulan (entre mi lista de pendientes y las colaboraciones con editoriales no doy a basto), menos ganas tengo de leer. Antes de comenzar la reseña, me gustaría pediros que me recomendaseis algún libro cortito y ágil, para ver si así, condicionada por vosotros, puedo retomar la actividad y me motivo un poco, porque jo, menudo chasco estar con todas las lecturas a medias...

Pero bueno, ¡basta de dramas! Hoy os traigo una reseña, como veis, del vástago de nuestra querida Shelley, un libro que ansiaba desde tiempos inmemoriales. Me lo regaló Míriam, del Blog La sopa de letras, por mi cumpleaños (os recomiendo pasaros y echar un vistazo por su casita en la red) y hasta hace bien poco no me animé a leerlo... Teniendo en cuenta que cumplo años en Mayo y me lo empecé a leer a finales de Julio... Pues sí, ha pasado "mucho" tiempo, pero bueno, no me demoro más, ¡allá vamos!



Frankenstein • Mary Shelley Colección Austral (Planeta) • 2014 • 294 páginas • 11,35€

La vida de Víctor Frankenstein está marcada por su obsesión por dar vida a la materia inerte. Los estudios de filosofía natural lo llevan a concebir a la criatura que se convertirá en su mayor logro y tragedia. Desde el Ártico, desvela al capitán Walton su esperpéntica creación, mientras intenta desesperadamente atrapar al monstruo sin nombre que se ha escapado para vengarse de su propio "padre". 



Como he dicho ahí arriba, llevaba muchísimo tiempo deseando leer esta novela que tantas versiones, tanto literarias como audiovisuales, ha inspirado... La principal razón por la cual no me animaba a hacerlo fue mi propio subconsciente, tachándola de pretenciosa, pesada y difícil, en parte por su fama (ya sabéis que soy todo lo antifamita que os vais a encontrar por Blogger) y, en su gran mayoría, por la época en la que está escrita. Pero suelo admitir mis errores y equivocaciones, y a pesar de haber tardado bastante en terminarla (que no fue por culpa de su complejidad sino de una crisis lectora, ya comentada al principio de esta entrada), «Frankenstein» se merece el lugar en el que está dentro del pedestal literario. Es fluida, amena, en ocasiones algo trágica pero también divertida. Es osada, fresca y novedosa, la leas en el año que la leas. Además, la he plagado de post its porque me era imposible no enamorarme de muchos de sus fragmentos. Como bien le he dicho antes a una amiga: quiero casarme con esta novela.

Pero, antes de emocionarme, me gustaría argumentar mis razones.

En primer lugar, la edición que yo he leído (Colección Austral, que además tiene casi todos los clásicos adaptados a ese formato y es preciosa) contiene un prólogo bastante extenso de la propia autora explicando cómo y por qué pensó en crear esta obra, además de algunas anotaciones que nos habla de ella misma que, como apunte curioso, son una perita en dulce. Shelley tan sólo contaba con dieciocho años cuando escribió «Frankenstein», novela que, según dice, tuvo su germen en una pesadilla basada en una conversación que mantuvieron Polidori y Percy Shelley con respecto al poder de la energía eléctrica para resucitar a los muertos. 

La construyó a modo de "matrioska" y con forma epistolar, un género bastante popular en aquella época y que después inspiraría a Bram Stoker a seguir la tradición con su más que reconocida obra: «Drácula», por tanto, en la primera muñeca rusa, nos encontramos con Robert Walton, un expedicionario aventurero que cuenta, mediante misivas, su viaje al Polo Norte a su hermana. En una de esas mismas cartas, se sitúa la segunda "matrioska", donde inserta la narración de Víctor Frankenstein contándole su historia, dejando paso a la tercera y última muñeca, la más jugosa, la creación del monstruo y su propia narración a Víctor. Todo este conjunto de una historia dentro de otra hace que la trama principal se presente como algo más que interesante, ya no sólo por la creación de la criatura innombrable (que, de hecho, no se le da nombre en ningún momento) o por la ciencia de lo oculto sino por la forma magistral en la que se presenta al protagonista de todo esto: Víctor. 

Víctor es un hombre curioso, en la actualidad podríamos decir que tiene un trastorno de hiperactivismo agudo acompañado de un CI superior (muy superior) al de la media, que devora toda la información que encuentra a su paso en el camino de la vida y que es la propia causa, problema y solución a todo el embrollo que está por venir. Es la clara representación del hombre movido por su pasiones, sus instintos bajos, la ambición y el orgullo, además de la emoción (y excitación) ante lo totalmente desconocido y prohibido, lo que consigue ponerle en serios aprietos. Si bien es mi personaje favorito por su representación tan clara de la humanidad social, llega a causarme bastante tirria en según que momentos: es demasiado intenso en determinadas partes, cobarde hasta el extremo y el primero en vender la moto al mejor postor, cargándole la culpa a su creación de todo el mal que cae sobre su espalda. Aún con todo, y me reitero, es el reflejo más puro de los impulsos del ser humano, el claro ejemplo de como nos dejamos llevar sin contemplar las consecuencias y el principal interrogante de nuestras preguntas: ¿Qué se supone que hay detrás de la muerte? Y..., ¿Es posible volver de ella gracias a la maravillosa Ciencia?

Por otra parte, el peso de la obra también recae sobre "La Criatura", la otra cara de la moneda. Si Víctor es el espejismo del ser humano emocional, el monstruo representa los caminos que se pueden tomar: Bondad y Maldad, dos por el precio de uno. Para este ser (y como nos ocurre a todos), es el entorno y las consecuencias de diversas situaciones, las que acaban definiendo cómo es - nada nuevo, ¿no? -. El personaje, en general, me transmitió muchísimo, pero sobre todo sentí lástima, puesto que su aspecto le condiciona y obre de la forma que obre, termina sufriendo siempre.  Ambos personajes nos conceden la oportunidad de asimilar el contraste dual de la personalidad.

Para terminar de hablar de la obra en sí, mencionaré brevemente a los personajes secundarios, que pasan sin pena ni gloria, ya que su objetivo es únicamente acompañar los sentimientos de ambos protagonista, permitiéndonos también ver como se desenvuelve la acción lejos de la trama principal. De la trama tan sólo puedo decir que, en ocasiones, es algo lenta y tiende a desesperar, como por ejemplo narrar durante cinco minutos un parpadeo, pero que a gran escala tiene un trasfondo más que interesante y al alcance de todo aquel que se aventure en ella.
En conclusión, una novela que es más que eso, es un análisis concienzudo e intenso de la psique humana, la observación del equilibrio y una enseñanza de lo que fuimos, somos y seremos.



Esperad, esperad... ¿De verdad pensabais que se había acabado? ¡No! Recuerdo que hace (mucho) tiempo os prometí hablaros un poco de los personajes de Penny Dreadful y a día de hoy todavía está pendiente de tratar... Estuve dándole vueltas a cómo podía llevarlo a cabo y una tarde, la misma que decidí comenzar esta lectura, lo vi claro. ¿Por qué no leerme aquellos libros en los que están basados estos personajes de la serie? Y así lo voy a hacer. Nos os podéis quejar, ¡es un pedazo de ofertón! Así que, os hablaré un poquillo sobre como la lectura me ha ayudado a entender a los protagonistas.




Se podría decir que el doctor Frankenstein es mi figura favorita de todo el elenco que la compone, podría decir que por delante de Vanessa Ives (Eva Green). Y juega con ventaja, puesto que comencé el libro antes de terminar de ver la serie y, por tanto, pude apreciar de mejor manera los muchos matices del personaje. Este actor, Harry Treadaway, ha sido un descubrimiento para mí, ya que considero que ha sabido dotar de esa humanidad monstruosa, de vanidad y carisma a Víctor Frankenstein.

No es que sea el más alegre de los personajes ni tampoco el más afortunado, diría que todo lo contrario. Se trata de un médico arrogante, con sueños de grandeza y con aspiraciones más allá del cuchitril en el que vive. Se las gasta empapándose de elogios hacia sí mismo, se jacta de haber conseguido la perfección a través de la ciencia a pesar del temor que su propia creación le infunda. Y es que la historia de Víctor va más allá de lo que narró Shelley, ya que contempla la posibilidad de repetir su hazaña hasta que consigue la creación definitiva que, para su sorpresa, acaba rebelándose contra él como el resto de sus monstruosidades.

Es, como en el libro, un ser de carácter especial, atormentado por su ópera prima, la Criatura y por el amor que va cosechando, temporada a temporada, por la fémina a la que da vida (Lily), llevándole al consumo habitual de narcóticos que le permitan soportar toda esa situación fuera de lo normal. En el fondo, es el miembro de la cuadrilla más fiel a Vanessa y Sir Malcolm, compensando su cobardía ante sí mismo con la valentía a la hora de prestarse a los demás, mostrándonos una parte tiernecita escondida bajo las ínfulas y su desesperación por el reconocimiento ajeno.



A estas alturas muchos de vosotros ya os habréis dado cuenta que me pierden los personajes olvidados a los ojos de Booker (¡Salve al Dios de los Libros!), y la Criatura no podía ser menos.

Recuerdo, allá por las primera temporada, mi odio irracional hacia este ser cargado de odio que no dejaba de arremeter contra mi querido doctor; no podía ni verle, no por su fealdad (que no es tanta como se exagera verbalmente en la serie) sino por la bestialidad y lo grotesco de su persona. Vamos, como me pasó en con la misma figura literaria. Mi inmensa fascinación empezó a finales de la segunda temporada, pues este ser, el único no-humano, era el más frágil, sensible, concienciado y, valga la redundancia, humano (habré escrito más de diez veces "humano" y derivados en esta entrada ;-;).

Las partes poéticas y versadas vienen de su gélida mano, siempre hablando desde la desdicha interna, pero con sinceridad y de una manera tan verosímil que consigue, por un instante, convencerte de que realmente existe y está ahí, haciéndote olvidar que es un monstruo producto del ego de otro mucho peor.


Y ahora sí que hemos terminado, que creo que me ha quedado un posteo un pelín más largo de lo habitual. ¡Espero que os haya gustado! También haber compensado estos días sin noticias de mí y sin la sexta entrega de Música, maestro (que ya está en proceso, I promise, pero tengo demasiadas cosas en la cabeza y poca inspiración)

Espero haberos convencido tanto de leer «Frankenstein» como de darle una oportunidad a Penny Dreadful. Si ya habéis leído la novela o habéis visto la serie, comentadme qué os pareció en su día y si pensáis como yo o, de lo contrario, os aburrió y queréis quemarme viva por recomendarla. 

9 comentarios:

  1. Hace poco que leí el libro y me gusto muchísimo, además que decir de Penny Dreadful *-* me encanta la serie, solo me falta ver la tercera temporada haber que tal :) me ha encantado la reseña ♥

    Saludos desde annie and the books ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, cuatro meses llevo aplazando lo de responder comentarios. Siento muchísimo el retraso, de verdad, pero la Universidad me ha tenido liadísima.

      Me alegra muchísimo que sigas 'Penny Dreadful' es una de mis series favoritas, además de las que más suelo recomendar a todo el mundo. Supongo que a estas alturas la tercera temporada está más que finiquitada, así que espero que la hayas disfrutado. Gracias por pasarte, bonita, ¡nos leemos!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Me ha gustado mucho tu reseña. No he leído Frankenstein y, por raro que parezca, tampoco había leído nunca una reseña de esta obra tan famosa. La verdad es que me encantaría leerla, pero me da algo de respeto por si se me hace pesada. De todas formas, creo que le daré una oportunidad algún día. Por cierto, la edición es super bonita ^^. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le digo a Annie en el comentario anterior: mil disculpas por mis tres meses de retraso para responder, pero había dejado el blog un poco abandonado desde finales de verano y lo estoy retomando ahora.

      En primer lugar, no me extraña que no hayas leído muchas reseñas sobre ella, la verdad es que hay pocos blogs que dediquen algún apartado a los clásicos, pero a mí me apasionan, así que los que no he leído, pues los leo y reseño y los que ya había leído, les doy una segunda pasada y os los traigo aquí. Te lo recomiendo muchísimo, de verdad; en ocasiones el lenguaje es un poco denso y dificulta la lectura, pero te acabará encantando.

      Muchísimas gracias por pasarte, tú sí que eres bonita. ¡Un beso galáctico!

      Eliminar
  3. ¡Hola! justo he empezado a ver Penny Dreadful (me toca el cap 5 de la primera temporada) y me está gustando. Y leí hace mucho Frankenstein, muy joven. Tengo que decir que me decepcionó un poco y pensé que se podrían hacer reflexiones más interesantes con ese argumento, no me terminó de convencer, la verdad...

    ¿Libro cortito y ágil? Estoy reseñando la saga Odio el Rosa y me parecen libros muy ágiles y fáciles de leer. No te fíes de las páginas que tienen (alrededor 400) porque es un edición "pequeña", con amplios márgenes y letra grande.
    También se me ocurre Divina Providencia, este tiene 155 págs, y es un libro sencillo y muestra una cara amable de la vida. Habla del azar. No es un libro súper profundo eh.

    Me gusta tu blog:) Te curras las entradas, me quedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Mil disculpas por responderte tan tarde, pero mejor tarde que nunca, ¿no? Espero que a estas alturas hayas terminado con 'Penny Dreadful' y te haya encantado, es una serie que recomiendo muchísimo a la mínima ocasión que sale, jajaja. Con respecto a 'Frankenstein', estoy de acuerdo contigo en que se centra mucho en, por ejemplo, las tramas familiares y los sentimentos egoístas de Víctor, deja apartado el jugo que podría sacarse con respecto al campo científico, pero en mi caso, terminó gustándome.

      Muchísimas gracias por las recomendaciones, las acabo de apuntar en una pequeña lista salvavidas que tengo para los momentos de crisis lectora. Gracias también por tu opinión, por leer y por molestarte en comentar. ¡Eres un encanto! ^^

      Eliminar
  4. ¡Hola hola guapa! Pues primero de todo, pedirte mil perdones porque he tardado siglos en comentarte esta entrada, pero sabes que me gusta comentarlas todas y aquí estoy. Un libro ágil que te recomiendo es Todas las estrellas son para ti, de J. de la Rosa. Si te picas y lo pillas cada noche un rato, en 3 días te lo has leído (que a ver, tiene 300 páginas, pero se lee super rápido y tiene tantas páginas porque es peque el libro). Y otro libro que te recomiendo rápido de leer más que nada porque es finito, es el de Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café. Este último te lo llevo recomendando siglos, pero sé que te va a encantar y tu inspiración le vendrá genial, porque está repleto de relatos ultra chulos que te harán pensar y despejarte la mente respecto a algunos temas que frustran jajaja!

    En cuanto a la reseña he de decirte que me quito el sombrero, pero como siempre... es que no decepcionas nunca. Es increíble lo bien que escribes, porque se nota que haces un gran trabajo con las entradas y eso tiene su recompensa. La recompensa es la entrada en sí, una muestra de todo tu esfuerzo que va a estar aquí en tu blog por los siglos de los siglos jajaja! Madre mía, te admiro mucho.

    El contenido del libro, lo que nos cuentas respecto a la historia y a los personajes, me llama muchísimo, porque me pasó algo parecido con El hogar de Miss Peregrine, que sí, el libro estaba genial, los personajes no estaban nada mal y en fin... En su conjunto, una historia buena. Pero claro, la pesadez de algunas partes, como la que comentas del parpadeo, me recuerdan al comienzo del libro, que vale, me dio pena que se muriera el abuelo, pero macho... 3 capítulos para eso? UF. En fin, que siempre hay algo que entorpece la lectura, cuando no es un factor interno, lo es el externo (véase padres irritantes que dicen "a cenaaaaar", "déjate ya eso y ayuda" o hermanas frustrantes "tataaaaaa, hacemos algo?"). Ay mare, me alegra que finalmente, en su conjunto, te haya gustado. Me lo ultra anoto porque de hecho lo tengo en epub y debería empezarlo pronto.

    No sé si a día de hoy continuas la lectura de Penny Dreadful, pero me gustaría comentarla contigo y que me digas qué te parece. Me gustaría leer los libros primero y después comenzar la serie. No sé, soy muy rarita, pero lo prefiero así, porque entonces al ver la serie tras leer los libros, lo entenderé todo mejor, no?

    El caso es que creo que me he enamorado de Víctor jajajaja... Vale. Sí. Me ha encantado conocer más acerca de él y yo creo que ha sido lo que me va a animar a empezar la serie, el libro de Frankenstein y los libros de la serie.

    PD: La serie la empecé, vi 2/3 capítulos y espero retomarla tras leer los libros.

    Un mega besote, Anira!! Voy a por tu otra reseña ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que mi cerebro ha querido castigarte por tu "retraso" en comentar, porque yo he tardado más de tres meses en responderte a ti, jo. Soy lo peor, de verdad... Me he dejado apartadísimo el blog durante meses y ahora que lo retomo me encuentro montañas de faena que he de concluir cuanto antes para poder estar a gusto conmigo misma, jajajaja. Bueno, y después de todo este rollo que te he soltado, voy al lío, reina:

      En primer lugar, muchísimas gracias por tus recomendaciones, ambos me los habías recomendado previamente, así que llevan un tiempo apuntados en mi lista, pero no dudes de que los terminaré leyendo, que ahora sí que tengo mucha faena por delante con todo lo de clase y las editoriales, ¡ay!

      Jo, me hace mucha ilusión que me digas cosas tan bonitas cada vez que visitas mi blog. De verdad, me harto de decirte que todo lo que hago es por amor al arte, nunca mejor dicho, y que si pudiese trabajaría de esto, escribiendo, toda mi vida. Aunque creo que se me da mejor críticar y desentrañar libros que escribirlos, pero ese es otro tema. Además, no es justo que digas que me admiras, ¡tú también eres digna de admiración! Aunque para adularte, esperate, me pasaré en unos días por tu blog a comentar todas las entradas pendientes que tengo de hacer, que no son pocas.

      Con respecto al libro, te lo recomendaré toda mi vida. No te dejes intimidar por la densidad o las partes tediosas, todos los libros las tienen en mayor o menor medida. Y, de hecho, si hay algo que odio en una lectura más que nada es la cantidad de información que te dan solo para contarte que la familia salió a dar un dichoso paseo. Tolkien usaba mucho esa formula, describía valles, rocas, bosques y una situación que, quizá, duraba una hora se convertía en diez páginas y así. Y míralo, es un genio entre genios.

      Creo que me he explicado mal en la entrada, porque no existe, que yo sepa, ojalá sí, ningún libro de 'Penny Dreadful', siempre que hablo de ello me refiero a la serie, jajajaja. Sabes ya que no pierdo ocasión para recomendarla, cuando tengas tiempo, echale un ojo, merece la pena. Y sí, Víctor es el amor de mi vida, jajaja.

      Gracias una vez más por ser tan fiel a este blog en decadencia. ¡Un besote enorme!♥

      Eliminar
  5. ¡Hola! Me encantó tu reseña sobre Frankenstein, uno de mis libros preferidos, porque me parece muy completa y das una idea de lo que realmente es el libro, más allá de todos los prejuicios que uno tiene antes de leerlo, por la imagen creada por el cine. Y no conocía la serie de la que hablás después, así que seguramente me pondré a verla no bien tenga un tiempito :-) ¡Te mando un beso grande!

    ResponderEliminar

🚀 ¡Yiy, terrícola! Has aterrizado en una constelación dodecaédrica. En esta base interestelar nos nutrimos de palabras, así que no dudes en dejarnos tu opinión sobre nuestros servicios en esta especie de hoja de reclamaciones.

Nos haría muy feliz saber tu opinión con respecto a nuestras instalaciones y parajes de aventura. ¡Un abrazo galáctico!