lunes, 19 de diciembre de 2016

'A los pies del palacio', de Carmen Romero

Después de un fin de semana metida en casa por las lluvias, ha llegado el lunes y... He hecho prácticamente lo mismo. Si bien me encanta este tiempo porque dota de perfección a mi atmósfera lectora, que se haya extendido durante tantos días, cansa y pone a cualquiera un poco apático. Lo que más me consuela es que esta es la última semana del primer cuatrimestre y, al fin, tendré "vacaciones". Entrecomillado cien veces, ya que todavía quedan los exámenes de enero.

Pero no vengo a contarte mi vida, dodecaedro; hoy te traigo la reseña de uno de los libros más divertidos que he leído este año: 'A los pies del palacio'. Me encapriché de esta lectura gracias a las maravillosas críticas de Miriam (La sopa de letras) y Mari (Bohemian Creative), así que no dudé ni un instate en solicitárselo a Triskel, como ya sabes, una de mis editoriales favoritas del momento. No queda más que agradecerles el ejemplar y el buen trato que me dan siempre. ¡Muchísimas gracias!


 A los pies del palacio • Triskel Ediciones • 2016 • 118 págs. • 12,00€ (papel)



Amaltea no es el ejemplo de dulce huérfana que se suele encontrar en los cuentos de hadas. No sueña con escapar de su vida ni pretende casarse con un príncipe. Por si fuera poco, prefiere confiar en sus propios hechizos antes que en los de un hada madrina. De hecho, si alguien conociera sus secretos probablemente la calificaría como la mala de la historia: sin escrúpulos, egoísta y manipuladora. Mas no todo es blanco o negro cuando, una Amaltea ya adulta, se dispone a escribir los motivos que acompañaron sus decisiones.



Para desgranar este libro, he de mentar lo primero que me ha enamorado de él: el carácter de la autora endulzando cada página de magia, pues a pesar de ser un libro realmente corto (y que me ha sabido a poco), Carmen ha sido capaz de mantenerme enganchada a cada frase, a cada giro de la historia y a cada pensamiento de mi querida Amaltea. Tiene una pluma magnifica y es capaz de colocarte en situación sin necesitar adornos en su escrito y eso, para mí, es un gran logro en los tiempos que corren. 

Cuando era más pequeña, una de mis películas Disney favorita era 'La Cenicienta'. No era mucho de princesas, prefería otro tipo de historias, pero, sin embargo, la desdichada Cenicienta conseguía atrapar a aquel corazón inocente e infantil. Que sorpresa la mía al comprobar que se trataba de una historia que, sino idéntica, es bastante familiar a aquel cuento que ocupó muchas tardes mi reproductor de vídeo y mis lecturas nocturnas. Elementos identificadores permiten encontrar esas simulitudes entre 'A los pies del palacio' y el clásico, más si bien es cierto que 'La Cenicienta' fue una de aquellas cintas que quemé en la infancia, la lectura que te traigo hoy es una de esas que querría releer mil veces para reencontrarme con Amaltea. Quizá no sea la mejor de las personas, pero sí una de las mejores anfitrionas que he podido encontrar este año en la lectura. 

Desde bien pequeña se ve condicionada por la marca negra; me explico, va de desgracia en desgracia. Muere su madre cuando ella no es más que una niña pequeña y tiene que enfrentarse a un padre que no le hace mucho caso y a una madrastra que sueña con convertirla en una señorita de bien. Pero Amaltea no quiere eso, tan solo quiere leer, investigar su enorme caserón y crecer como una niña más. Ciertos acontemicientos le llevan a descubrir que un inmenso poder está naciendo dentro de ella y que, a veces, puede usarlo para su propio beneficio. Esto, a ojos de muchos, quizá la convierte en una mala persona, pero, sin embargo, ella se siente bien orgullosa de lo que hace y cómo lo hace. Y es, posiblemente, la adaptación más original de los sentimientos que tenía la pobre Cenicienta y que, ahora, con más edad, me atrevo a decir que hubiera preferido.

Tenemos magia, tenemos una protagonista carismática, fuerte y decidida, pero también tenemos a las hermanastras, Anabel y Priscila, que para nada son unos ogros sin corazón, más bien todo lo contrario y que, por lo que a mí respecta, me ha chirriado un poco. Encuentro más que original esta nueva perspectiva, pero hay ciertos comportamientos a lo largo de la novela que no consigo encajar ni explicar, así como situaciones a las que no logro dar un desenlace y me encantaría. 

Otro de los personajes que más me han gustado, a pesar de que su personaje es un tanto secundario, es el de Dolores, la madrastra. Una bruja cuyo poder nace en la naturaleza y es capaz de convertirte un huerto deteriorado en un magnífico campo de calabazas. Dicho conjuro me vendría de perlas para cuando mi madre me pide que ordene la habitación. Es bastante escueta en cuanto a diálogo y, según que punto de vista, está planteada como buena y mala. Verla de una manera u otra está en manos del lector. En mi caso, soy neutral; ni blanco ni negro, como bien dice la sinopsis, sencillamente me parece un personaje bien planteado y con un final adecuado, pero injusto, dentro de la trama.

He de destacar también la importancia del protagonismo femenino en este libro, pues los personajes masculinos, excepto uno, carecen de voz literaria dentro de la obra. Cuatro de los cinco con cierto peso relevante son unos cretinos, estúpidos y con un papel absurdo en la vida de Amaltea. Aburdo, pero necesario, ojo, porque sin esos personajes es imposible entender la evolución de niña caprichosa y egoísta a persona con dos dedos de frente cuya única prioridad es proteger a quién ama. 

Una vez os he contado un poquito de los personajes, me gustaría hacer hincapié en ciertas cosas que me han gustado. El humor, una de las cualidades más necesarias que considero que un libro debe tener, está presente desde la primera hasta la última página. Situaciones rocambolescas que se apoyan en la parte más fantástica del estilo, así como acontecimientos más cotidianos sustentados en el realismo, son la mezcla que utiliza Carmen para que no haya página en la que no esboces al menos una sonrisa. También que, a pesar de no respetar la argumentación principal de 'La Cenicienta', la autora ha cuidado con mucho mimo las referencias a ésta: los zapatos de cristal, la simbología de la calabaza, la estructura familiar, el baile... Y ese tipo de cosas que te hacen echar la vista atrás, hacia la infancia, para darte cuenta de que has crecido y ya eres capaz de asimilar con entereza que no todo son los cuentos de hadas.

En conclusión, se trata una novela ágil, fresca y divertida que no te durará más de dos horas en las manos. Recomendadísima para los bloqueos lectores, pues te despertará del letargo en el que andas sumido y para cualquier amante de la literatura narrativa con notas de fantasía. Un libro que enseña la importancia de un amor del que se habla poco, el familiar. ¡Te encantará!


De esta manera doy por cerrada la entrada de hoy. Espero que te haya encantado y si es así, que vayas raudx a comprar el libro, pues te prometo que merece muchísimo la pena darle esta oportunidad. Por lo que a mí respecta, me he encontrado con una autora a la que volvería a leer con sumo gusto. ¡Pasa muy bien lo que queda de lunes! ¡Nos leemos pronto!

6 comentarios:

  1. Me ha gustado, saludos jeje
    Corazón, gusano, cerdito.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola reina!

    Primero de todo mil gracias por mencionarme, ya sabes que yo encantada de recomendarte cositas, je. Y bueno, entiendo tu frustración, porque descanso en la Universidad... 0, ya que te lo pintan todo bonito pero echa una cabezada, que te han mandado 200 prácticas y te falta vida para estudiar en vacaciones. ¡Mucho ánimo! Todo saldrá bien y de hecho me dirás: oh Mari, no era para tanto (te lo prometo, Ani).

    No puedo estar más de acuerdo en todo lo que dices respecto a la historia y, como bien sabes, lo reseñé hace poco, por lo que poca cosa hay que decir. Eso sí, Disney muy caca, en serio... Estuve pensando en subir una crítica y todo al canal, porque me pone de los nervios mucho todas las historias de Disney, que se resumen en; bésame o me muero, jo. Y en fin, es que esta historia es taaaaan distinta que me encanta, porque Amaltea es mi heroína total, y más al final del libro, dándole un zasca a toda historia con final feliz, porque la realidad a veces es mucho mejor que pintar todo de color rosa.

    A mí también me supo a poco, eh? Recuerdo ir en el bus y poner cara de: :O Yaaaaaa????? Si me lo leí en 2 horas (y ya me parece mucho). Así que imagínate, porque yo cuando algo me gusta me pongo pesada no, lo siguiente. Y recuerdo pasarme toooodo el día hablando del libro con mis padres, mi novio y mis compañeras de clase. Que no me mandaron a freír espárragos de milagro, sabes?

    En cuanto a la editorial también es de mis favoritas y la autora es un auténtico amor, te lo juro... Qué gran persona!! Si la mencionas en twitter y ve tu reseña cae muerta, porque es una reseña estupenda. ^^ Y nada reina, felices fiestas!! ♥ Gracias por ser tan genial :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    La portada me llama un montón, quizás le da una oportunidad. Encima nunca he leído nada de la editorial y me he propuesto conocer nuevas editoriales.
    Yo también participo en la iniciativa Seamos Seguidores,ya te sigo.
    Te espero en mi blog.
    Un beso desde Aprovecha La Vida Cada Día ;)

    ResponderEliminar
  4. Seems amazing, thanks for sharing dear :D
    Great blog! I'm following you, follow back?*
    http://omundodajesse.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  5. A tus pies, preciosa. Vamos por partes.

    En primer lugar, ¡encantadísima y emocionadísima de conocerte! Qué suerte que nuestros caminos se hayan cruzado gracias al blog de Yuuki, otra persona magnífica. Quería comentarte en cuanto vi tu mensaje en mi blog, pero las fiestas pre-Navidades y Navidades en España son (creo que compartimos país, ¿verdad?) muy movidas. Tus palabras me han conmovido mucho, y mis ojos se han iluminado al ver no sólo que hay personas que leen las entrevistas (es una lástima, pero muchos no se leen ni las reseñas cuando entran a tu blog), sino que además se interesan por las personas a las cuales han entrevistado. Eres bienvenida a mi blog, y créeme que yo también visitaré a menudo el tuyo. Es un lugar precioso. Tienes un estilo limpio y cuidado y da gusto entrar en él.

    En cuanto al libro que traes, no lo conocía, pero veo que venías con buenas referencias. Es una historia que da la vuelta a la tortilla, y me gusta (cara de malvada muhaha). ¡Lo anoto! Y te comparte por Twitter, ¡qué narices! Que conozcan tu blog y la chulada de reseña.

    ¡Ah!Lo que no puedo es seguirte, no funciona el gadget, así que dame la turra un poquito para que no olvide intentarlo varias veces.

    Abrazos grandes, Reina.
    Por más gente como tú en la blogosfera y en el mundo.

    Muaks.
    PD. Larga vida a Beetlejuice.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Anira! Al fin me puedo pasar por tu blooooog :3
    Antes que nada, ¡feliz año! Me encanta el nuevo diseño, es simple y hermoso a la vez
    Esa foto da una sensación linda por la iluminación, se ve muy bonita, pero a la vez me da un poco de...miedo? Por esa hada que hay allí jaja
    Lo primero que vi de los datos que pones es que es super corto, pero, según leí tu reseña, te encantó. Es que muchos autores no necesitan tanta extensión para contar una muy buena historia, en eso concuerdo completamente
    Es más que genial que los autores se propongan darle un giro de tuerca a varias historias de princesas porque, como dices, no todo es color de rosas realmente, es muy ideal comparado a lo que en realidad puede llegar a ser. Y eso es lo que me llamó del libro. Tu reseña nos cuenta todo lo que necesitamos saber del libro así que me lo anoto ♥
    Me pasaré por otra entrada que me picó la curiosidad, ¡que tengas un lindo día!

    ResponderEliminar

🚀 ¡Yiy, terrícola! Has aterrizado en una constelación dodecaédrica. En esta base interestelar nos nutrimos de palabras, así que no dudes en dejarnos tu opinión sobre nuestros servicios en esta especie de hoja de reclamaciones.

Nos haría muy feliz saber tu opinión con respecto a nuestras instalaciones y parajes de aventura. ¡Un abrazo galáctico!